Entre cerros y selva; Campeche te espera

Descubre los más bellos atardeceres en el Golfo de México

 

Caminar, caminar y más caminar, así fue mi primera vez en esta bella ciudad de la costa mexicana. Campeche tiene lo mejor de un pequeño pueblo y una gran ciudad, aquí podrás relajarte, sorprenderte, enamorarte y por qué no decirlo también engordar, ¡Aguas!

DSC_0047.JPG

Después de dos horas en autobús desde Mérida, recorriendo escenarios dignos de una película de road trips, por fin llegué a mi destino, ese que había visto únicamente por Internet y es que ese fue el culpable de que Campeche se convirtiera casi en una obsesión silenciosa, el bendito Internet.

Llegar a esta pequeña ciudad fue un choque de emoción y miedo,  no sabía casi nada de ella. Caminar fue mi solución para todo, desde encontrar un hotel decente que se adaptará a mi presupuesto hasta descubrir el centro histórico y su hermosa catedral. Mentiría si dijera que como en Isla Mujeres camine todo el tiempo, aquí en Campeche tu mejor aliado será el transporte público, que muy a mi pesar es mucho mejor que el de Cancún, así que ten contigo monedas, muchas monedas.

DSC_0335.JPG

Mi primer punto a conocer por obvias razones fue el centro histórico. Llegar de noche tiene sus ventajas, la iluminación tenue de su parque y de los edificios que lo rodean crean una atmósfera digna de una película de enamorados. Solo me senté a observar y disfrutar mi primera noche a la campechana, fue todo un deleite visual hasta que mis oídos percibieron la inconfundible tonada de Pie Jesu, una de mis canciones clásicas favoritas y fue cuando descubrí Las Fuentes Danzantes, una especie de atracción turística que me dejo más que embobado por horas. Después de caminar y disfrutar de una cena saludable era momento de regresar a mi hotel, para descansar y continuar con mi visita al día siguiente.

DSC_0054.JPG

Por fin amaneció y era momento de correr para tomar un autobús al centro, mudarme de hotel, visitar los fuertes de San José y San Miguel e irme a la noche de luz en Edzná. Se imaginarán mi emoción pero mi día tenia la horas contadas y rogaba porque fueran suficientes.

Llegué al kiosko de información turística; mi sorpresa fue grande cuando la persona encargada brindármela era una chica muy risueña de capacidades especiales llamada Cinthya, fue tanta mi admiración que me tomé una foto con ella, y en ese momento supe que Campeche había escalado niveles hasta considerarlo una de mis lugares favoritos.

IMG_20151215_230459

Cinthya me dijo que rutas de transporte público debía de tomar para llegar a todos mis destinos y con esa información en mi cabeza, me encamine al primer sitio: El Baluarte o Fuerte de San Jose El Alto. 

Este sitio fue construido en el siglo XVIII como señal del poderío español por Don José Sabido de Vargas. Ahora es un pequeño museo con replicas de barcos piratas, armas e historia de la colonia en Campeche. Su acceso normalmente es de $45.00 pesos, pero debido a que varías de sus salas estaban cerradas, mi entrada fue gratis ¡Si, lo sé! Soy un suertudo.

DSC_0139.JPG

Mi siguiente visita me llevaría al extremo opuesto y aún más alto, el Baluarte de San Miguel está justo en la parte más alta de un cerro, y si en algún momento sentí que no llegaba fue poco, ya que lo empinado del camino y el sol del mediodía era una combinación de campeonato, sin embargo llegué. Aquí si tuve que pagar los $45.00 pesos para visitar las salas de exhibición sobre la cultura maya con estelas, cráneos, utensilios y también parte de la historia de la piratería en Campeche. La vista del golfo de México desde la parte más alta era espectacular, valía cada paso y gota de sudor.

DSC_0234.JPG

De regreso en el centro histórico apenas tuve tiempo para acomodarme en mi nuevo hotel, ya que la hora apremiaba y mi salida a Edzna era en menos de una hora, sin embargo como buen mexicanote, me dispuse a dormir una power nap de algunos minutos para ir descansado, algo que pudo haberme costado el perderme de uno de los momento mas espectaculares en medio de la selva de Campeche.

DSC_0269.JPG

El camino a Edzná fue poco más de 50 minutos, en la van de Edzna Tours íbamos menos de 20 personas, mientras yo jugaba con el celular, todos dormían. Cargaba mi cámara y mi tripie, listo para capturar la foto más increíble visto por los ojos del hombre, sin embargo no sucedió. Entrar a la zona arqueológica me tomo sin exagerar al menos hora y media, ¡Puff! Yo estaba entre enojado y harto de que la familia detrás mio no pudiera ponerle un alto a sus mocosos.

Al fin pude entrar y comenzamos el recorrido en grupos de 20 personas y una guía, que utilizaba luz roja para llevarnos a través de siete estaciones en diferentes puntos de la zona. Las estrellas esa noche estaban con madre, perdón, pero no había otra forma de describirlas, hacia frío y la luna se veía más hermosa asomada entre las pirámides de Edzná. Sentado en medio de un gran área verde, esperaba el momento en que todos se quedaran en silencio y comenzará el acto principal de la noche; el show de luces.

Fue una experiencia única e irrepetible el presenciar tan increíble momento, aunque siendo sincero; esperaba un poco más.

DSC_0308.JPG

Eran la una de la mañana, cuando llegamos al Parque Nohoch Cohuo en Campeche, moría de hambre, sueño  y cansancio pero estaba fascinado y muy agradecido por que mi segundo día en Campeche fue (Inserte palabra altisonante que denote más alegría y emoción que todas juntas).

Amanecía en mi último día en Campeche, pensaba que era muy pronto para terminar mi viaje y regresar a casa. Sinceramente todos los que amamos viajar tenemos ese sentimiento de no querer regresar incluso si eso nos cuesta el trabajo, seamos sinceros. Sabiendo el desenlace decidí que era mejor darme prisa y terminar por visitar todo lo pendiente.

La puerta de Tierra fue como viajar a una época diferente, mi niño interno estaba asombrado por su construcción y dimensiones, ya ni decir que imaginarme en la época de la colonia, en la parte más alta de ese lugar y recibiendo cañonazos, hacia saltar mi corazón de golpe. Pero nada se compara con el susto que sentí cuando por andar de curioso me metí a un patio con un gran puerta de madera y justo cuando mi curiosa vista se situaba para observar del otro lado, un ojo se asomó haciéndome vociferar tanto insultos que no los recuerdo todos, pero como diría mi mamá ¿Quién me manda a estar de metiche?

DSC_0364.JPG

Después de ese momento extraño, salí y me fui a conocer el Centro Cultural Casa No. 6 justo en frente de la gran catedral, la cual es una casona de la época colonial española, que muestra como era la vida cuando los vestidos de grandes olanes y estructuras de alambre y crinulina estaban de moda. El costo de entre no excedió los $30.00 pesos y fue un increíble poder sentirme por un momento un personaje más de la historia de Campeche.

DSC_0379.JPG

Me apuré a salir y visitar la Catedral, que aunque suene extraño no era uno de mis puntos de interés principales, así que lo deje para el último. Sus grandes columnas, bóvedas y candelabros comparten similitudes con la de Valladolid y Mérida, esos españoles eran bien copy paste. Hay un museo de arte sacro justo en la catedral, no pude visitarlo debido a que no abre los domingos, quién lo diría.

Llegó la hora de partir y  aún quedaron pendientes muchos sitios como la Puerta de Mar, El Museo de la Piratería en la bella biblioteca de Campeche, algunos baluartes y recorrer todo su malecón. Campeche me despidió con uno de los mas bellos atardeceres que he visto en mi vida y solo pude decir:

¡Muchas Gracias Campeche! 

DSC_0247

Aquí te dejo los datos de los hoteles, ninguno paso de los $400.00 pesos.

Hotel La Muralla: https://goo.gl/maps/cAc66GUFTYo

Hotel Barranquilla: https://goo.gl/maps/4PzC3Tjei7S2

 Los lugares donde comí:

La Parroquia: https://goo.gl/maps/jXnyvxrQAsx

Fresh N Green : https://goo.gl/maps/1iFxPqvzsjA2

Scattola : https://goo.gl/maps/J2qWZVDttLJ2

Ahora si me despido, hasta un nuevo viaje y ya saben ¡Sean Felices y Viajen Mucho!

Si te gustó, compártelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s